Origen de las armas en EE.UU

El pueblo en armas

El pueblo en armas

 

El origen del pueblo armado en EE.UU.

Autor. Jose Caballero I.

Este trabajo pretende ser una aportacion al gran debate sobre las armas. Sobre todo las armas en propiedad de los ciudadanos, que es lo que preocupa a todos los estados y detentadores del pñoder economico y politico. Muy significativo que la swegunda enmienda de la Constitucion de los EE.UU. reconozca el derecho del pueblo a alzarse en armas contra la tirania de sus gobernantes, llegado el caso.

Por ello, aparte de ciertos prejuicios pacifistas, nos atenemos tal cual a la realidad de los hechos y a la necesidad de la autonomia individual y colectiva frente a la arbitrariedad y los abusos de los entes de poder. No es facil dilucidar, a pesar de los horrores que algunos dementes estan provocando en muchas partes del mundo, no solo las matanzas de inocentes y niños recientes; sobre el derecho del pueblo a portar armas.

El presidente Obama a dictado unas leyes restrictivas para evitar lo inevitable. Si el hombre carece de una conciencia clara respecto a los derechos de sus iguales y no manifiesta el respeto necesario a la vida de éste, un solo fusil es suficiente para un asesinato masivo. Y es igualmente execrable quer las matanzas y cimenes de los estados y ejercitos que reprimen a sus conciudadanos, como de las acciones genocidas contra otros pueblos.

Estos apuntes que referencian el debate en los inicios de la fundacion de los EE.UU. de America, son ilustrativos de unas mentes preclaras que hicieron posible una nueva civilizacion.

Siendo como es una contribucion a este debate, se expone a este fin, que no necesariamente implica que la comparto.

Jose Caballero

 

DECLARACION CONTENIDA EN LA CONSTITUCION DE LOS EE.UU.

“Sostenemos como evidentes estas verdades: que

todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos

derechos inalienables; que entre estos estan la vida, la libertad y la busqueda

de la felicidad; que para garantizar estos derechos se instituyen entre los

hombres los gobiernos, que derivan sus poderes legitimos del consentimiento de

los gobernados; que cuando quiera que una forma de gobierno se haga destructora

de estos principios, el pueblo tiene el derecho a reformarla o abolirla e

instituir un nuevo gobierno que se funde en dichos principios, y a organizar sus

poderes en la forma que a su juicio ofreceran las mayores probabilidades de alcanzar su seguridad y felicidad”

El abolicionista Lysander Spooner, que comenta sobre declaraciones de derechos, declaró que el objeto de todas las declaraciones de derechos es afirmar los derechos de individuos contra el gobierno y que el Segundo derecho de la Enmienda de conservarse y llevar armas era en apoyo del derecho de resistir a la opresión del gobierno, ya que la única seguridad contra la tiranía de gobierno está en la resistencia forzosa a la injusticia, ya que la injusticia seguramente se ejecutará, a menos que a la fuerza no resistido. La teoría de Spooner proporcionó la fundación intelectual a

John Brown y otros abolicionistas radicales que creyeron que el armamento de esclavos sólo no moralmente se justificó, pero completamente consecuente con la Segunda Enmienda. Una conexión expresa entre este derecho y la Segunda Enmienda fue dibujada por Lysander Spooner que comentó que un “derecho de la resistencia” se protege tanto por el derecho al juicio por jurado como por la Segunda Enmienda.

Las leyes de defensa propia de la legislación moderna añaden el principiodel Derecho romano de dominium donde cualquier ataque contra los miembros de la familia o la propiedad que poseyó era un ataque personal contra el pater familias. En el Gigante (1651), Hobbes sostiene que aunque unos puedan ser más fuertes o más inteligentes que otros en su estado natural, ninguno es tan fuerte para estar más allá de un miedo de la muerte violenta, que justifica la defensa propia como la necesidad más alta.

En su discurso de 1918 Politik als Beruf (Política como una Vocación),

Max Weber definió un estado como una autoridad que reclama el monopolio del uso legítimo de la fuerza dentro de límites territoriales definidos. Libertarianism moderno caracteriza la mayoría de leyes como intrusa a la autonomía personal y, en particular, sostiene que el derecho de defensa propia de la coacción (incluso la violencia) es un derecho humano fundamental. En este contexto, note que el Artículo 12 la Declaración Universal de Derechos humanos declara:

:No uno se debe sujetar a la interferencia arbitraria con su intimidad, familia, a casa o correspondencia, ni a ataques contra su honor y reputación. Cada uno tiene el derecho a la protección de la ley contra tal interferencia o ataques.

Combinado con el principio del monopolio del estado de la violencia, esto significa que los autorizados por el estado a defender la ley (en la práctica, lapolicía) se acusan del uso de la fuerza necesaria para proteger tales derechos. El derecho a la defensa propia se limita con situaciones donde la amenaza inmediata de la violencia no puede ser prevenida por los autorizados a hacer así (en la práctica, porque ninguna policía está presente en el momento de la amenaza). El derecho a la defensa propia concedida según la ley a la persona privada estrictamente se limita. El uso de la fuerza que va más allá lo que es necesario para disipar la amenaza inmediata de la violencia se conoce como la defensa propia excesiva (también defensa propia con la fuerza excesiva, defensa propia excesiva).

Los sistemas

del derecho civil tienen una teoría “del abuso del derecho” para explicar el desmentido de la justificación en tales casos.

Así, en la ley inglesa, el principiodel derecho consuetudinario general se declara en Beckford contra R (1988) 1 corriente alterna 130:

: “Un demandado tiene derecho a usar la fuerza razonable para proteger a sí, otros de quien es responsable y su propiedad. Debe serrazonable.”

Las cláusulas similares se encuentran en la legislación en todas partes del

mundo occidental. Se derivan históricamente del artículo 6 del Código Penal francés de 1791, que dictaminó que “el homicidio sin premeditación es legítimo si es indispensablemente dictado por la necesidad presente de la defensa legítima de uno u otros”. El Código Penal francés moderno adelante especifica que la defensa propia excesiva es castigable debido a “la desproporción entre los medios de defensa usada y la gravedad del ataque” defendido contra.

La evaluación de si el uso de la fuerza era excesivo en un caso dado puede ser una tarea difícil. El Informe de la Comisión de la Ley británico sobre Defensas Parciales para Asesinar (2004) la Parte 4 (pp78/86) recomienda a una nueva definición de

la provocación cubrir situaciones donde una persona actúa letalmente del miedo. Esto refleja la visión presente de psiquiatras que la mayor parte de personas actúan en situaciones violentas con una combinación de miedo y cólera en sus mentes, y separar estos dos tipos de afectan no es legalmente constructivo. En la práctica, las leyes de defensa propia todavía hacen esta distinción. El derecho penal alemán (§ 33) se distingue “asthenic afectan” (temen) de “sthenic afectan” (enfadan). La defensa propia excesiva de asthenic afecta no es castigable.

Fuera del mundo occidental, la defensa propia justificable tiende a interpretarse más sueltamente, incluso el derecho de defender contra cualquier acto delictivo, sin limitaciones al uso razonable o proporcionado de la fuerza basada en la magnitud del delito. En cambio, puede ser simplemente la cantidad mínima de fuerza requerida parar al criminal, que puede ser letal hasta para relativamente pequeños delitos. Así, el Tribunal de la gente Intermedia de Foshan,

República Popular China en un caso de 2009 gobernó como la defensa propia justificable la matanza de un ladrón que trataba de escaparse, porque “el robo todavía estaba en el progreso” en este tiempo.

La política del arma en los Estados Unidos

ha estado mucho tiempo entre las cuestiones más polémicas en la política americana. Durante varias décadas pasadas, el debate tanto en cuanto a la restricción como en cuanto a disponibilidad de armas de fuego dentro de los Estados Unidos ha sido caracterizado por unas tablas entre un derecho individual de llevar armas basadas en la

Segunda Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos y la responsabilidad del gobierno de prevenir el delito, mantener el pedido y proteger el bienestar de sus ciudadanos. En District of Columbia v. Heller, 554 Estados Unidos 570 (2008), la Corte Suprema de los Estados Unidos creyó que la Segunda Enmienda protege el derecho de un individuo de poseer un arma de fuego con los objetivos de la defensa propia dentro de la casa, reafirmando al mismo tiempo la constitucionalidad de una amplia gama de leyes de control de armas permanentes largas. La votación repetida ha encontrado que una mayoría de americanos cree que la constitución asegura su derecho de poseer un arma, y una mayoría también apoya la imposición más estricta de leyes corrientes. Sin embargo, sólo el 43 por ciento cree que las nuevas leyes serían más eficaces que la mejor imposición de leyes vigentes en reducir la violencia con armas en los Estados Unidos.

En su artículo, “América como una Cultura del Arma,” el historiador Richard Hofstadter popularizó la cultura del arma de la frase para describir los afectos mucho tiempo sostenidos a armas de fuego dentro de América, muchos ciudadanos que se abrazan y y celebran la asociación de armas y herencia de América. El derecho de poseer un arma y defenderse es considerado por unos, sobre todo aquellos en el Oeste y Sur, como un principio central de la identidad americana. Esto proviene en parte de la historia fronteriza nacional, donde las armas eran la integral a la extensión del oeste, permitiendo a pobladores guardarse de Indios americanos, animales y ejércitos extranjeros, ciudadanos fronterizos que a menudo asumen la responsabilidad de la autodefensa. La importancia de armas también se deriva del papel de cazar en la cultura americana, que permanece popular como un deporte en el país hoy.El punto de vista que las armas de fuego eran una parte integrante de colocar de los Estados Unidos tiene la menor parte de nivel del apoyo en regiones urbanas e industrializadas, donde una tradición cultural de combinar la violencia y asociar la posesión de armas con el estereotipo del “campesino blanco” ha jugado una parte en la promoción del apoyo de la regulación del arma.

 

En 1995, Oficina de Alcohol, Tabaco, y Armas de fuego, cuyos empleados rutinariamente llevan tales armas en la línea de deber, estimó que el número de armas de fuego disponibles en los EE.UU era 223 millones. Aproximadamente el 25% de los adultos en los Estados Unidos personalmente posee un arma, la gran mayoría de ellos hombres. Aproximadamente la mitad de la población estadounidense adulta vivió en casas con armas.

LOS ORIGENES

Los orígenes de la cultura del arma americana se pueden remontar a laguerra de la independencia americana, moral de caza / moral deportiva y la moral de la milicia/frontera que dibujan de la historia temprana del país.

La caza americana / la pasión deportiva vienen a partir de un tiempo cuando los Estados Unidos eran una, nación de la subsistencia agraria donde la caza era una fuente auxiliar de la comida para algunos pobladores, y también una disuasión a depredadores de animal. Una conexión entre habilidades punzantes y la supervivencia entre hombres americanos rurales estaban en muchos casos un ‘rito del paso’ para los que entran en la virilidad. Hoy, la caza sobrevive como un componente sentimental central de una cultura del arma como una manera de controlar a poblaciones de animal a través del país, sin tener en cuenta tendencias modernas lejos de caza de la subsistencia y vida rural.

El espíritu de la milicia/hombre de la frontera se deriva de una dependencia americana temprana en armas para protegerse de Indios americanos hostiles y ejércitos extranjeros. La supervivencia dependió de cada uno siendo capaz de llevar un arma. En el 18vo siglo, no había ni el presupuesto ni la mano de obra ni el gobierno desean mantener a un ejército a tiempo completo, creyendo que eran una amenaza para los derechos del pueblo civil. Por lo tanto, el ciudadano-soldado armado llevó la responsabilidad. El servicio en la milicia, incluso el suministro de sus propias municiones y armas, era obligatorio para todos los hombres. Aún, tan pronto como los años 1790, el deber de la milicia universal obligatorio cedió el paso a unidades de la milicia voluntarias y una confianza en un ejército regular, con una decadencia de la importancia de la tendencia de la milicia que sigue a lo largo del 19no siglo.

Estrechamente relacionado a la tradición de la milicia era la tradición fronteriza, con el Siglo diecinueve extensión del oeste estrechamente asociada con armas de fuego. Regardless, hoy, allí permanece una elevación central potente del arma asociada con la caza / deportiva y moral de la milicia/frontera entre la Cultura del Arma americana. Aunque no haya sido una parte necesaria de la supervivencia diaria mucho tiempo, las generaciones de americanos han seguido abrazando y glorificarlo como una vida inheritance—a el elemento permanente del estilo nacional y cultura.

En los años antes de la guerra de la independencia, los británicos, en respuesta a la infelicidad de los colonos cada vez más control directo e impuestos de las colonias, impusieron un embargo en polvo sobre las colonias en una tentativa de disminuir la capacidad de los colonos de resistir a invasiones británicas en lo que las colonias consideraron como asuntos locales. Dos tentativas directas de desarmar las milicias coloniales abanicaron lo que había sido un resentimiento que arde sin llama de la interferencia británica en los fuegos de la guerra. Estos dos incidentes eran la tentativa de confiscar el cañón de las milicias de Lexington y Concord, llevando a las Batallas de Lexington y Concord del 19 de abril de 1775 y la tentativa, el 20 de abril, a tiendas en polvo de la milicia de la confiscación en la armería de Williamsburg, Virginia, que llevó al Incidente de Pólvora y una cara lejos entre

Patrick Henry y cientos de miembros de la milicia en un lado y el Gobernador en jefe Real de Virginia, el señor Dunmore, y marineros británicos en el otro. El Incidente de Pólvora finalmente se colocó pagando a los colonos por el polvo.

—————————————————————————-

El arma ha sido mucho tiempo un símbolo de poder y masculinidad. En la literatura popular, la aventura fronteriza fue el más estupendamente bien dicha por

James Fenimore Cooper, que es creído por Petri Liukkonen con la creación del arquetipo de un hombre de la frontera del 18vo siglo a través de tales novelas como “El Último de Mohicans” (1826) y “El Deerslayer” (1840).

A finales del 19no siglo, el vaquero y las imágenes

del Lejano Oeste entraron en la imaginación colectiva. La primera superestrella de sexo femenino americana, Annie Oakley, era un tirador de primera que recorrió el país que comienza en 1885, funcionando en el espectáculo del Lejano Oeste de Buffalo Bill. El arquetipo del vaquero del héroe del individualista fue establecido en gran parte por Owen Wister en historias y novelas, el más notablemente “El Virginian” (1902), después cerca en los talones de Theodore Roosevelt “La Ganancia del Oeste” (1889–1895), una historia de la frontera temprana. Los vaqueros también se popularizaron por su parte del cine del 20mo siglo, notablemente a través de tales clásicos tempranos ya que “El Gran Robo del Tren” (1903) y “Una California Se mantiene firme” (1906) – la película el más comercialmente acertada de la era pre-nickelodeon.

Las películas del gángster comenzaron a aparecer tan pronto como 1910, pero se hicieron populares sólo con el advenimiento de sonido en la película en los años 1930. El género fue incrementado por los eventos de la era de la prohibición, como contrabando de licores y

Masacre del Día de San Valentín de 1929, la existencia de gángsteres verídicos (p.ej, Al Capone) y la subida del crimen organizado contemporáneo y la intensificación de la violencia urbana. Estas películas alardearon las proezas arquetípicas de “contrabandistas de licores fanfarrones, crueles, astutos, resistentes, y que desafían la ley y gángsteres urbanos”.

Con la llegada de la Segunda Guerra Mundial, Hollywood produjo muchas películas de la moral que incrementan, gritos de reunión patrióticos que afirmaron un sentido del objetivo nacional. La imagen del vaquero solitario fue sustituida en estas películas de combate por historias que enfatizaron esfuerzos del grupo y el valor de sacrificios individuales por una causa más grande, a menudo presentando un grupo de hombres de orígenes étnicos diversos que se lanzaron juntos, probaron en el campo de batalla y se enmohecieron en una unidad de enfrentamientos dedicada.

Las armas con frecuencia acompañaban a héroes famosos y bandidos a finales de películas americanas del 20mo siglo, de los proscritos de Bonnie y Clyde (1967) y El Padrino (1972), a los vengadores de orden público ficticios como

Harry Sucio (1971) y RoboCop (1987). En los años 1970, las películas retrataron caracteres ficticios y exagerados, locos aparentemente producidos por la guerra de Vietnam en películas como el Taxista (1976) y Apocalipsis Ahora (1979), mientras otras películas contaron historias de veteranos ficticios que eran supuestamente víctimas de la guerra y en la necesidad de la rehabilitación (Venir a casa y El Cazador de Ciervos, ambo 1978). Muchas películas de acción siguen celebrando al héroe de sumando del arma en ajustes fantásticos. Al mismo tiempo, el papel negativo del arma en la violencia urbana moderna fictionalized se ha explorado en películas como Boyz n la Capucha (1991) y Amenaza 2 Sociedad (1993).

Una de las batallas políticas tempranas el derecho a armas de fuego implicó los derechos de esclavos de llevar armas de fuego en los Estados Unidos; la batalla los derechos de esclavos causó batallas políticas, después de la decisión de la Corte Suprema de 1856 Dred Scott v. Sandford que negó a negros los derechos llenos de la ciudadanía. En

Dred Scott v. Sandford, (la “Decisión de Dred Scott”), la Corte Suprema indicó que: “Daría a personas de la raza negra, que se reconocieron como ciudadanos en cualquier estado de la Unión… la libertad llena… para guardar y llevar armas dondequiera que fueran.”

Con el final

de la Guerra civil, la pregunta de los derechos de esclavos liberados de llevar armas y pertenecer a la milicia vino a la atención de los Tribunales federales. En respuesta a los esclavos liberados de los problemas se volvió en los estados del sur, la Catorce Enmienda se redactó.

Cuando laCatorce Enmienda se redactó, el representante John A. Bingham de Ohio usó la propia frase del Tribunal “privilegios e inmunidades de ciudadanos” para incluir las Ocho primeras Enmiendas de la Declaración de derechos bajo su protección y guardar estos derechos contra la legislación estatal.

El debate en el Congreso de la Catorce Enmienda después de la Guerra civil también se concentró en lo que los estados del sur hacían para dañar a los esclavos recién liberados. Una preocupación particular era el desarme de ex-esclavos.

La Segunda Enmienda llamó la atención judicial seria con el caso de la era de Reconstrucción de v de los Estados Unidos. Cruikshank que dictaminó que los Privilegios y la Cláusula de Inmunidades de la Catorce Enmienda no hicieron que la Declaración de derechos, incluso la Segunda Enmienda, limitara los poderes de los Gobiernos estatales, declarando que la Segunda Enmienda “no tiene otro efecto que restringir los poderes del gobierno nacional.”

———————————-

 

Akhil Reed Amar nota en el Boletín judicial de Yale, la base de Derecho consuetudinario para las diez primeras enmiendas de la Constitución estadounidense, que incluiría la Segunda Enmienda, “después del argumento oral famoso de John Randolph Tucker en 1887 casodel anarquista de Chicago Haymarket Riot, Espías v. Illinois“:

El anarquismo

generalmente se define como la filosofía política que cree que el estado es indeseable, innecesario, y dañino, u o bien como autoridad contraria y organización jerárquica en la conducta de relaciones humanas. Los defensores del anarquismo, conocido como “anarquistas”, abogan por sociedades apátridas basadas en asociaciones voluntarias no jerárquicas.

—————————————————————-

REGULACION DE LAS ARMAS

Desde 1934, las armas totalmente automáticas han sido pesadamente reguladas por laOficina de Alcohol, Tabaco y Armas de fuego (ATF), pero fabricado antes del 19 de mayo de 1986 está disponible para ciudadanos que por otra parte no se prohíben, en aquellos estados que no los prohíben, para pagar un impuesto a las transferencias de 200$, la sumisión de un juego lleno de huellas digitales en la Forma de la Brigada de Investigación Criminal FD-258, certificación proporcionada por el jefe de la policía local, el sheriff del condado, policía del jefe del estado, o fiscal del distrito estatal o local o acusador y aprobación por el BATF. Otros delitos que implican armas totalmente automáticas en los Estados Unidos no se han como extensamente hecho público desde entonces. Sin embargo, 1997 conocido menor el desempate a penaltis de Hollywood del Norte implicó a dos hombres que llevan ilegalmente importó AKMs automático.

En la mitad última del 20mo siglo, los grupos como

National Rifle Association (NRA) y los Dueños del Arma de América (GOA) organizaron a votantes y la campaña se ofrece para enfocar la comunicación del ciudadano y el interés cuando la legislación de derechos del antiarma estuvo siendo estudiada, ambos a niveles federales y estatales.

La Segunda Enmienda (la Enmienda II) a la

Constitución de los Estados Unidos es la parte de la Declaración de derechos de los Estados Unidos que protege el derecho de la gente de guardar y llevar armas. Se adoptó el 15 de diciembre de 1791, junto con el resto de la Declaración de derechos.

En 2008 y 2010, la

Corte Suprema publicó decisiones de la Enmienda de dos segundos. En District of Columbia v. Heller (2008), el Tribunal dictaminó que la Segunda Enmienda protege el derecho de un individuo de poseer un arma de fuego, inconexa al servicio en una milicia y usar ese brazo con objetivos tradicionalmente legales, como la defensa propia dentro de la casa. En sentencias, el Tribunal puso en una lista muchas prohibiciones existentes desde hace mucho tiempo y restricciones de la posesión de armas de fuego como consecuente con la Segunda Enmienda. En McDonald v. Chicago (2010), el Tribunal dictaminó que la Segunda Enmienda limita gobiernos estatales y administraciones municipales al mismo grado que limita el gobierno federal.

 Se cree que el derecho de tener armas en la historia inglesa se ha considerado como un

derecho natural mucho tiempo establecido en la ley inglesa, auxiliar a los derechos naturales y legalmente defendibles a la vida. La Declaración de derechos inglesa surgió a partir de un período tempestuoso en la política inglesa durante la cual dos cuestiones eran fuentes principales del conflicto: la autoridad del Rey para gobernar sin el consentimiento del Parlamento y el papel de católicos en un país que se hacía alguna vez más protestante. Por último, derrocaron al católico James II en la Revolución Gloriosa, y sus sucesores, los Protestantes Guillermo III y Mary II, aceptaron las condiciones que se codificaron en Bill. Una de las cuestiones que Bill resolvió era la autoridad del Rey para desarmar sus sujetos, después de que James II había intentado desarmar a muchos Protestantes y había discutido con el Parlamento sobre su deseo de mantener una posición (o permanente) ejército. La cuenta declara que actúa para restaurar “derechos antiguos” pisoteados sobre por James II, aunque unos hayan sostenido que la Declaración de derechos inglesa creó un nuevo derecho de tener armas, que se desarrollaron de un deber de tener armas. En District of Columbia v. Heller (2008), la Corte Suprema no aceptó esta visión, comentando que el inglés directamente en el momento del paso de la Declaración de derechos inglesa era “claramente un derecho individual, no teniendo nada en absoluto para hacer con el servicio en la milicia” y que era un derecho para no ser desarmado por la corona y no era la concesión de un nuevo derecho de tener armas.

 En ningún pedido particular, los pobladores americanos tempranos vieron el derecho a armas y/o el derecho de llevar armas y/o milicias estatales como importantes por su parte o más de estos objetivos:

la disuasión de gobierno tiránico;

el rechazo de invasión;

la supresión de insurrección;

la facilitación de un derecho natural de defensa propia;

la participación en aplicación de la ley;

el permiso de la gente organizar un sistema de la milicia.

Cuál de estas consideraciones pensaban eran los más importantes, cuál de estas consideraciones el más se alarmaron sobre, y el grado al cual cada una de estas consideraciones la expresión por último encontrada en la Segunda Enmienda se disputa. Algunos de estos objetivos explícitamente se mencionaron en constituciones del estado tempranas; por ejemplo, la

Constitución de Pensilvania de 1776 afirmó que, “la gente tiene un derecho de llevar armas para la defensa de sí y el estado”.

Durante el período del prerevolucionario de los años 1760, la milicia colonial establecida se formó de colonos, que incluyeron un número quienes eran leales con el gobierno imperial británico. Como el desafío y la oposición al gobierno británico se desarrollaron, una desconfianza de estos Leales en la milicia se hizo extendida entre los colonos, conocidos como Patriotas, que favorecieron la independencia del gobierno británico. Como consiguiente, estos Patriotas establecieron legislaturas coloniales independientes para crear sus propias milicias que excluyeron a los Leales y luego buscaron a la reserva armerías independientes para sus milicias. En respuesta a esto arma aumentan, el

Parlamento británico estableció un embargo sobre armas de fuego, partes y municiones en las colonias americanas.

Los británicos y los esfuerzos del Leal de desarmar las armerías de la milicia del Patriota coloniales en las fases tempranas de la

Revolución americana causaron a los colonos del Patriota que protestan citando la Declaración de Derechos, el resumen de Blackstone de la Declaración de Derechos, sus propias leyes de la milicia y derechos del derecho consuetudinario a la defensa propia. Mientras la política británica en las fases tempranas de la Revolución claramente pretendió prevenir la acción coordinada por la milicia del Patriota, unos han sostenido que no hay ningunas pruebas que los británicos procuraron restringir el derecho del derecho consuetudinario tradicional de la defensa propia. Patrick J. Charles disputa estas reclamaciones que citan el desarme similar por los patriotas y el desafío de la interpretación de aquellos eruditos de Blackstone.

———–DERECHO A LA REBELION

El derecho de los colonos a armas y rebelión contra la opresión se afirmó, por ejemplo, en un editorial prerevolucionario en 1769 Boston que se opone a la supresión de ejército británica de la oposición colonial a las

Acciones de Townshend:

Las fuerzas armadas que ganaron la Revolución americana consistieron en elejército Continental permanente creado por el Congreso Continental, juntos con varias unidades de la milicia estatales y regionales. En la oposición, las fuerzas británicas consistieron en una mezcla del ejército británico permanente, Milicia del Leal y mercenariosde Arpillera. Después de Revolución, los Estados Unidos fueron gobernados por los Artículos de Confederación. Los federalistas sostuvieron que este gobierno tenía una división impracticable del poder entre el Congreso y los estados, que causaron la debilidad militar, ya que el ejército permanente se redujo a tan sólo 80 hombres. Pensaron que esto era malo que no había ningunas medidas enérgicas militares federales eficaces a una rebelión fiscal armada en Massachusetts occidental conocido como la Rebelión de Shays. Los antifederalistas por otra parte tomaron el lado del gobierno limitado y compadecieron a los rebeldes, muchos de los que eran ex-soldados de guerra de la independencia. Posteriormente, la Convención de Filadelfia propuso en 1787 de conceder a Congreso el poder exclusivo de criar y apoyar a un ejército permanente y la marina de la talla ilimitada. Los antifederalistas se opusieron al cambio de poder de los estados al gobierno federal, pero ya que la adopción de la Constitución se hizo cada vez más probable, cambiaron su estrategia al establecimiento de una declaración de derechos que pondría algunos límites sobre el poder federal.

Un aspecto del debate de control de armas es el conflicto entre leyes de control de armas y el derecho de rebelarse contra gobiernos injustos. Blackstone en sus Comentarios aludió a este derecho de rebelarse como el derecho natural de la resistencia y mí preservación, usarse sólo como último remedio, realizable cuando “las sanciones de sociedad y leyes se encuentran insuficientes para retener la violencia de opresión”. Unos creen que el framers de la Declaración de derechos procuró equilibrar no sólo el poder político, sino también el poder militar, entre la gente, los estados y la nación, como

Alexander Hamilton explicó en 1788:

————Los eruditos últimos citan ejemplos, como la Declaración de independencia (descripción en 1776 “el Derecho de la gente de instituir… al nuevo Gobierno”) y la Constitución de Nuevo Hampshire (declaración en 1784 que “la no resistencia contra el poder arbitrario y la opresión, son absurdas, serviles, y destructivas del bien y la felicidad de la humanidad”).

Había un debate en curso en los años 1780 sobre “la gente” enfrentamientos contra la tiranía gubernamental (como descrito por Antifederalistas); o el riesgo

del gobierno de la muchedumbre de “la gente” (como descrito por los Federalistas) estuvo relacionado con la revolución en curso en Francia. Un miedo extendido, durante los debates sobre la ratificación de la Constitución, era la posibilidad de una entrada en funciones militar de los estados por el gobierno federal, que podría pasar si el Congreso pasara leyes que prohiben a estados armar a ciudadanos o prohibir a ciudadanos armarse. Aunque se haya sostenido que los estados perdieron el poder de armar a sus ciudadanos cuando el poder de armar la milicia fue transferido de los estados al gobierno federal por el Artículo 1, el Artículo 8 de la Constitución estadounidense, el derecho individual de armar se retuvo y reforzado por la Acción de la Milicia de 1792 y el acto similar de 1795.

Algunos representantes desconfiaron ofertas de ampliar poderes federales, porque se refirieron por los riesgos inherentes de centralizar el poder.

Los federalistas, incluso James Madison, al principio sostuvieron que una declaración de derechos era innecesaria, suficientemente confidente que el gobierno federal nunca podía criar a un ejército permanente bastante poderoso para vencer una milicia. El federalista Noah Webster sostuvo que un pueblo armado no tendría problema resistiendo a la amenaza potencial para la libertad de un ejército permanente. Los antifederalistas, sin embargo, abogaron enmendar la Constitución con derechos claramente definidos y enumerados que proporcionan coacciones más explícitas en el nuevo gobierno. Muchos Antifederalistas temieron que el nuevo gobierno federal decidiera desarmar milicias estatales. Los federalistas respondieron que en el listado de sólo ciertos derechos, los derechos no inscritos podrían perder la protección. Los Federalistas realizaron que había apoyo insuficiente para ratificar la Constitución sin una declaración de derechos y por tanto prometieron apoyar la enmienda de la Constitución para añadir una declaración de derechos después de la adopción de Constitución. Este compromiso persuadió a bastantes Antifederalistas a votar por la Constitución, teniendo la ratificación en cuenta.

 La Constitución se declaró ratificada el 21 de junio de 1788, cuando nueve de los trece estados originales la habían ratificado. Los cuatro estados restantes más tarde siguieron el pleito, aunque los dos últimos estados, Carolina del Norte y Rhode Island, sólo ratificaran después de que el Congreso había pasado la Declaración de derechos y la había enviado a los estados para la ratificación. James Madison redactó lo que por último se hizo la Declaración de derechos, que fue propuesta por el primer Congreso el 8 de junio de 1789 y se adoptó el 15 de diciembre de 1791.

………………………………………………………………………………

EL PENSAMIENTO POLITICO DE LA EPOCA

Una fundación del pensamiento político americano durante el período Revolucionario era la preocupación bien justificada por corrupción política y tiranía gubernamental. Incluso los federalistas, parando a sus opositores que los acusaron de crear un régimen opresivo, procuraron reconocer los riesgos de tiranía. En ese telón de fondo, el framers vio el derecho personal de llevar armas como un control potencial contra la tiranía. Theodore Sedgwick de Massachusetts expresó este sentimiento declarando que es “una idea quimérica de suponer que un país como esto se podría esclavizar alguna vez… Es esto posible… ¿que un ejército se pudiera criar para la esclavización de sí o sus hermanos? ¿o, de ser levantado si podrían someter a una nación de ciudadanos de honor, que saben cómo apreciar la libertad y quiénes tienen armas en sus manos?” Noah Webster de manera similar discutió:

El:Before un ejército permanente puede gobernar a la gente se debe desarmar; ya que están en casi cada reino en Europa. El poder supremo en América no puede hacer cumplir leyes injustas por la espada; porque el cuerpo entero de la gente se arma y constituye una fuerza superior a cualquier grupo de tropas regulares que pueden ser, en cualquier fingimiento, levantado en los Estados Unidos.

George Mason argumentó la importancia de la milicia y derecho de llevar armas recordando a sus compatriotas de los esfuerzos de Inglaterra “desarmar a la gente; que fuera la manera mejor y más eficaz de esclavizarlos… por totalmente disusing y descuido de la milicia.” También clarificó que bajo la práctica predominante la milicia incluyó a toda la gente, rica y pobre. “¿Quién es la milicia? Consisten ahora en la gente entera, excepto unos funcionarios públicos.” Como todos eran miembros de la milicia, todos disfrutaron del derecho de llevar individualmente armas para servir allí.

El framers pensó el derecho personal de llevar armas para ser un Paramount directamente por el cual otros derechos se podrían proteger. Por lo tanto, escribiendo después de la ratificación de la Constitución, pero antes de la elección del primer Congreso, James Monroe incluyó “el derecho de guardar y llevar armas” en una lista de “derechos humanos” básicos, que propuso de añadirse a la Constitución.

Patrick Henry, en la convención de ratificación de Virginia el 5 de junio de 1788, elocuentemente abogó por los derechos duales a armas y resistencia a la opresión:

Mientras tanto Monroe como Adams apoyaron la ratificación de la Constitución, su framer más influyente era James Madison. En núm. 46 Federalista, con seguridad contrastó el gobierno federal de los Estados Unidos a los reinos europeos, que desdeñosamente describió como “con miedo de confiar a la gente armas.” Aseguró a sus conciudadanos que nunca tienen que temer a su gobierno debido a “la ventaja de armarse….”

Hacia el enero de 1788, Delaware, Pensilvania, Nueva Jersey, Georgia y Connecticut ratificaron la Constitución sin insistir en enmiendas. Varias enmiendas específicas se propusieron, pero no se adoptaron entonces la Constitución se ratificó. Por ejemplo, la convención de Pensilvania debatió quince enmiendas, una de las cuales concernió el derecho de la gente para armarse, el otro con la milicia. La convención de Massachusetts también ratificó la Constitución con una lista adjunta de propuestas de enmienda. Al final, la convención de ratificación tan regularmente se dividió entre aquellos para y contra la Constitución que los federalistas consintieron con enmiendas en asegurar la ratificación. Samuel Adams propuso que la Constitución:

:Be nunca interpretado para autorizar Congreso a infringir la libertad justa de la prensa o los derechos de conciencia; o prevenir a la gente de los Estados Unidos, que es ciudadanos pacíficos, de guardar sus propias armas; o criar a ejércitos permanentes, a menos que cuando necesario para la defensa de los Estados Unidos, o de alguien o más de ellos; o impedir a la gente solicitar, en una manera pacífica y ordenada, la legislatura federal, para una reparación de sus agravios: o sujetar a la gente a búsquedas irrazonables y asimientos.

 CONTRA EL MONOPÒLIO ESTATAL DEL USO DE LA FUERZA EN LA RESOLUCION DE CONFLICTOS. Que siempre el estado resuelve a favor de los poderes que lo sostienen, con las armas.

 El monopolio del uso legítimo de la fuerza física (a veces referido como el monopolio del estado de la violencia) es la concepción delestado expuesto por Max Weber en la Política como una Vocación. Según Weber, el estado es que la entidad que “sostiene la reclamación del monopolio del uso legítimo de la fuerza física en la imposición de su pedido.” La concepción de Weber del estado como la posesión de un monopolio de la fuerza ha figurado muy a la vista en la filosofía de HYPERLINK “http://www7.knowledgres.com/00015181/FilosofiaPolitica”la filosofía política y de la ley eWeber define el estado como una comunidad que con éxito reclama la autoridad en el uso legítimo de la fuerza física sobre un territorio dado; Weber también juzgó que el territorio era un rasgo previamente necesario de un estado. Tal monopolio, según Weber, debe ocurrir vía un proceso de legitimación.

En el siglo veinte.Weber define el estado como una comunidad que con éxito reclamala autoridad en el uso legítimo de la fuerza física sobre un territorio dado; Weber también juzgó que el territorio era un rasgo previamente necesario de un estado. Tal monopolio, según Weber, debe ocurrir vía un proceso de legitimación.

Según Weber, el estado es la fuente de fuerza física legítima. Lapolicía y los militares son sus instrumentos principales, pero esto no significa que la fuerza sólo pública se puede usar: la fuerza privada (como en el valor privado) se puede usar también, mientras hace sacar la legitimidad del estado.

 

Weber aplicó varias advertencias a este principio básico:

Weber quiso su declaración como una observación, declarando que no siempre ha sido el caso que la conexión entre el estado y el uso de la fuerza física ha sido tan cercana. Usa los ejemplos defeudalismo, donde la guerra privada se permitió en ciertas condiciones, y de Tribunales Eclesiásticos, que tenían la única jurisdicción sobre algunos tipos de ofensas, sobre todo herejía (de la religión antes mencionada) y ofensas sexuales (así el apodo “tribunales indecentes”).

La aplicación actual de la coacción física se delega o permitida por el estado. La teoría de Weber no se toma para significar que sólo el gobierno usa la coacción física, pero que los individuos y las organizaciones que pueden legitimar la coacción o arbitrar en su legitimidad son exactamente los autorizados a hacer así por el estado. De este modo, por ejemplo, la ley podría permitir a individuos usar la fuerza física en la defensa demí o propiedad, pero en este caso, como en el ejemplo de valor privado encima, la capacidad de aplicar fuerza ha sido concedida por el estado, y sólo por el estado.

 CONTROVERSIAS.———-

 En ciencias sociales contemporáneas, la naturaleza de autoridad es un asunto de debate. Según Michaels, en la Enciclopedia de Ciencias sociales, la autoridad es la capacidad, innata o adquirida para ejercer el predominio sobre un grupo. Otros científicos sostienen que la autoridad no es una capacidad, pero una relación. Es el poder sancionado, poder institucionalizado.

En filosofía política, la jurisdicción de autoridad política, la posición de

soberanía, el equilibrio de libertad y autoridad (cf. Cristi 2005), y las estipulaciones de obligaciones políticas han sido preguntas principales de Platón y Aristóteles al presente. En muchas sociedades democráticas, hay una discusión en curso en cuanto al grado legítimo de la autoridad gubernamental en general. En los Estados Unidos, por ejemplo, hay una creencia extendida que el sistema político ya que fue instituido por los Padres fundadores debería conceder el pueblo tanta libertad como razonable, y que el gobierno debería limitar su autoridad en consecuencia.Pierre-Joseph Proudhon —quien fue la primera persona en definirse como anarquista o partidario del anarquismo— usó más adelante el término federalismo para describir su ideología, de tal manera que sus seguidores han sido conocidos tanto como anarquistas, mutualistas, proudhonianos como federalistas y escribió un libro titulado El principio federativo. Francisco Pi y Margall coincidió en Proudhon en la idea del federalismo. Mijaíl Bakunin, inspirándose en consejos de obreros, teorizó sobre las federaciones de asambleas que hoy son la base organizativa del anarcosindicalismo y vio en la Comuna de París el prototipo de una estructura para una federación anarquista. El cantonalismo constituye una forma de federalismo radical como un puente de unión entre el anarquismo y el federalismo. El anarquista individualista estadounidenseBenjamin Tucker afirmó que “Los anarquistas son, simplemente, demócratas jeffersonianos hasta las últimas consecuencias y sin miedo de éstas. Ellos creen que ‘el mejor gobierno es el que menos gobierna’, y el que gobierna menos es el que no gobierna en absoluto“, haciendo referencia a unas citas de Thomas Jefferson (republicano) y Henry David Thoreau (anarquista).

Por otra parte, es bueno ampliar la idea Proudhoniana de la federación. Es muy importante aclarar que para Proudhon la federación no es una forma de estado sino un principio. Un individuo está federado si y solo si cada parte recibe a cambio de lo entregado algo proporcional y si se entrega a la federación menos libertad de la que tiene el individuo (en contraposición a posturas central-demócratas o estatistas donde el individuo entrega a la organización más libertad de la que se queda). “Si no hay acuerdo, no hay libertad” Por lo tanto, fuera de lo que está acordado, nadie puede legislar, no hay federación.

 ———————————————–

METODOLOGIA DE APLICACION

La enmienda de las constituciones del estado en el momento de la Convención constituyente de 1787 requirió sólo una mayoría de votos en una legislatura sentada de un estado, como representantes debidamente elegidos de sus personas soberanas. La siguiente sesión de una asamblea con regularidad elegida podría hacer lo mismo. Esto no era la “ley fundamental” los fundadores como

James Madison tenido en mente.

Tampoco quisieron perpetuar la parálisis de los Artículos requiriendo la aprobación estatal unánime. Los Artículos de Confederación habían resultado impracticables diez años después de su empleo. Entre las opciones para cambiar la “legislación del país suprema”, demasiado fácil por los estados, y demasiado con fuerza por los Artículos, la Constitución ofreció un equilibrio federal de la legislatura nacional y los estados.

El cambio de la “ley fundamental” es un proceso de dos partes de tres pasos: las enmiendas se proponen entonces deben ser ratificados por los estados. Se puede proponer una Enmienda uno de dos caminos. Ambos caminos tienen dos pasos. Puede ser propuesto por el Congreso y ratificado por los estados. O a petición de dos terceras partes de las legislaturas estatales, el Congreso podría llamar una convención constituyente proponer una enmienda, luego ser ratificado por los estados.

Hasta ahora, todas las enmiendas, o ratificado o no, han sido propuestas por un voto de dos terceras partes en cada casa del Congreso. Más de 10,000 enmiendas constitucionales se han introducido en el Congreso desde 1789; durante varias décadas pasadas, entre 100 y 200 se han ofrecido en un año del Congreso típico. La mayor parte de estas ideas nunca abandonan el Comité del Congreso, y de los relatados al suelo para un voto, mucho menos es propuesto por el Congreso a los estados para la ratificación.

En el primer paso, la propuesta de enmienda debe encontrar una mayoría súper nacional del 67% en el Congreso, tanto Casa (la gente) como Senado (estados). El segundo paso requiere una mayoría del 75% supersúper de la ratificación de estados, representando una mayoría de la gente en la ratificación de estados. El congreso determina si las legislaturas estatales o las convenciones estatales especiales ratifican la enmienda.

En el logro de la ratificación Constitucional de la oferta por tres cuartos de los estados, en ese instante, la “ley fundamental” para los Estados Unidos de América se expresa en esa Enmienda. Es vigente sin cualquier agencia adicional. Aunque los Fundadores consideraran alternativas, ninguna firma se requiere del presidente. El congreso no tiene que decretar de nuevo. La Corte Suprema no tiene que deliberar. No hay ninguna tardanza de un panel de abogados para redactar de nuevo y equilibrar de nuevo la Constitución entera que incorpora la nueva expresión. La Enmienda, con la última ratificación estatal requerida, es la “legislación del país suprema.”

A diferencia de enmiendas a la mayor parte de constituciones, las enmiendas a la Constitución de los Estados Unidos se añaden al cuerpo del texto sin cambiar o quitar lo que ya existe. Dan a texto más nuevo la precedencia. Las ediciones impresas subsecuentes de la Constitución pueden rayar a través de los pasos reemplazados con una nota que se refiere a la Enmienda. Las notas a menudo citan fallos de la Corte Suprema aplicables que incorporan la nueva ley fundamental en la jurisprudencia americana, cuando dieron el primer precedente, y de que modo las provisiones más tempranas se encontraron vacías.

La Constitución tiene veintisiete enmiendas. Los primeros diez, colectivamente conocidos como la Declaración de derechos, se ratificaron simultáneamente hacia 1791. Los siguientes diecisiete se ratificaron por separado durante los próximos dos siglos.

Los Archivos Nacionales muestran la Declaración de derechos como uno de los tres “Estatutos de la Libertad”. La intención original de estas diez primeras Enmiendas era restringir el Congreso de abusar de su poder. Por ejemplo, la Primera Enmienda – “Congreso no debe hacer ningún” establecimiento de la ley de una religión – fue ratificado por los estados antes de que todos los estados tuvieran, de su propio acuerdo, disestablished sus iglesias oficiales.

Los Papeles Federalistas sostuvieron que las enmiendas no eran necesarias para adoptar la Constitución. Pero sin la promesa en sus convenciones de ratificación, Massachusetts, Virginia y Nueva York no se podían haber afiliado a la Unión tan pronto como 1789. James Madison, que es verdad para su palabra, manejó las propuestas de enmienda a través de la nueva Cámara de Representantes en su primera sesión. Las enmiendas que se hicieron la Declaración de derechos eran diez ofertas de los doce que el Congreso envió a los estados en 1789.

Más tarde en la historia americana, aplicando la Declaración de derechos directamente a los estados sólo se desarrolló con la

Catorce Enmienda.

El mecanismo legal que los tribunales usan hoy para ampliar la Declaración de derechos contra los abusos del gobierno estatal se llama “la incorporación”. El grado de su aplicación a menudo es en cuestión en la jurisprudencia moderna.

Generalmente, la Declaración de derechos se puede ver como los estados dirigiéndose a tres preocupaciones principales: derechos individuales, tribunales federales y las relaciones del gobierno nacional con los estados.

El:The Primera Enmienda se dirige a los derechos de libertad de la religión (prohibiendo al Congreso establecer una religión y proteger el derecho al libre ejercicio de la religión), libertad de palabra, libertad de prensa, libertad de la asamblea y libertad de la petición.

La Segunda Enmienda garantiza el derecho de hombres adultos de guardar sus propias armas aparte de arsenales estatales. Una vez que la nueva Constitución comenzó al gobierno, estados Congreso presentado una solicitud para proponer enmiendas incluso protecciones de la milicia. La oferta de Nuevo Hampshire de la enmienda era, “El congreso nunca debe desarmar a ningún ciudadano a menos que tales que son o han estado en la rebelión actual.” Nueva York propuso, “… una milicia bien regulada, incluso el cuerpo de la gente capaz de aguantar armas, es la defensa apropiada, natural y segura de un estado libre.” Con el tiempo, esta enmienda ha sido confirmada por los tribunales para proteger derechos individuales y se ha usado para volcar la legislación estatal que regula armas de mano.

La aplicación de la Segunda Enmienda sólo al Gobierno federal, y no a los estados, persistió en la mayor parte de la historia temprana nacional. Se sostuvo en v de los Estados Unidos. Cruikshank (1876) para apoyar a afroamericanos encantadores que sostienen armas en defensa propia de Klansmen en Luisiana. La Corte Suprema sostuvo, los ciudadanos deben “buscar su protección contra cualquier violación por sus conciudadanos del estado, más bien que el ciudadano, del gobierno.” La protección federal de un individuo que interfiere con el derecho del estado de desarmar a cualquier de sus ciudadanos vino a Presser v. Illinois (1886). La Corte Suprema dictaminó que los ciudadanos eran miembros de la milicia federal, como eran “todos los ciudadanos capaces de llevar armas.” Un estado no puede “dejar inválido a la gente de realizar su deber al Gobierno general”. El Tribunal se remontaba a la lengua que establece una milicia federal en 1792.

En 1939, la Corte Suprema volvió a una consideración de milicia. En v estadounidense. Molinero, el Tribunal se dirigió a la aplicabilidad del Acto de Armas de fuego Nacional de 1934 prohibiendo una escopeta embarrilada del modo corto. Sostenido en los días de

Bonnie Parker y Clyde Barrow, este fallo se refirió a unidades de la milicia bien equipada, ejercitada, los Fundadores “trainbands”, las Reservas militares modernas. No se dirigió a la tradición de una milicia no organizada. Los casos del siglo veinte han sido raros pero el profesor Stanford Levinson ha observado que el consecuencia requiere dar la Segunda Enmienda la misma dignidad del Primer, Cuarto, Noveno y Décimo.

Otra vez viendo relaciones federales, la Corte Suprema en McDonald v. Chicago (2010) decidió que el derecho de un individuo de “conservarse y llevar armas” es protegido por la Segunda Enmienda. Es incorporado por la Cláusula de Debido proceso de la Catorce Enmienda, por tanto se aplica a los estados.

————————————-

De camino la Constitución se entiende es bajo la influencia de fallos judiciales, sobre todo aquellos de la

Corte Suprema. Estas decisiones se mencionan como precedentes. La revisión judicial es el poder del Tribunal de examinar la legislación federal, reglas de la agencia ejecutiva y leyes del Estado, para decidir su constitucionalidad y abatirlos de ser encontrados inconstitucional.

 La revisión judicial incluye el poder del Tribunal de explicar el sentido de la Constitución ya que se aplica a casos particulares. Durante los años, los Fallos judiciales en cuestiones en los límites de la regulación gubernamental de radio ytelevisión a los derechos del acusado en causas penales han cambiado el modo que muchas cláusulas constitucionales se interpretan, sin la enmienda al texto actual de la Constitución.

La legislación pasó para poner en práctica la Constitución o adaptar aquellas realizaciones a condiciones que cambian, se ensancha y, de modos sutiles, cambia los sentidos dados a las palabras de la Constitución. Hasta un punto, las reglas y las normas de muchas agencias ejecutivas federales tienen un efecto similar. Si una acción de Congreso o las agencias se desafía, sin embargo, es el sistema judicial que por último decide si estas acciones son permisibles según la Constitución.

 La Corte Suprema ha indicado que una vez que la Constitución se ha ampliado a un área (por el Congreso o los Tribunales), su cobertura es irrevocable. Creer que las ramas políticas pueden encender la Constitución o lejos a voluntad llevaría a un régimen en el cual ellos, no este Tribunal, dicen “cual la ley es.”.

Los tribunales establecidos por la Constitución pueden regular al gobierno según la Constitución, la legislación del país suprema. En primer lugar, tienen la jurisdicción sobre acciones por un oficial de la ley del Estado y del gobierno. En segundo lugar, los Tribunales federales pueden gobernar en si las ramas coordinativas del gobierno nacional se conforman con la Constitución. Hasta el Siglo veinte, la Corte Suprema de los Estados Unidos puede haber sido el único tribunal alto en el mundo para usar un tribunal para la interpretación constitucional de la ley fundamental, otros generalmente según su legislatura nacional.

Nota.- Destacar que muchos estados llamados democraticos, y presumen de constituciones avanzadas, no se atreven a incluir este capitulo sobre el derecho de autodefensa y rebelion contra los poderes corruptos y tiranicos que sobyugan al pueblo. Se reservan eso si la atribucion del uso de la fuerza en exclusiva para ahogar en sangre si fuese necesario, las protestas e insurrecciones del pueblo. ¿Pero acaso ello desdice de legitimidad al pueblo para alzarse en armas contra sus barbaros gobernates?

Enero del año 2013

Jose Caballero

Te agradecemos tu participación. Te responderemos según lo requiera el tema

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Veamos quién es raul racedo

Noticias de Carácter Alternativo

laprotesta.wordpress.com/

El anarquismo es la más alta expresión contra el desorden

ARCHIVO MIGUEL BAKUNIN

Recopilación de documentos de Bakunin en español.

Pergaminos Japoneses

- 翻訳や言語学の日記-

Federación Regional de Levante

Confederación Nacional del Trabajo - Asociación Internacional de Trabajadores

orden anarquista

Es un medio para la crítica social y la divulgación de la filosofia anarquista y hombres que han contribuido a la evolución social

Free Collective

Media activists - Street Art, Info, migration rights, anarchism, anti-fascism.. [Spanish, English and French]

Juventudes Libertarias de Málaga

Blog de las Juventudes Libertarias de Málaga

Spanish Revolution

La revolución será feminista o no será

El mundo de los locos

DESPIERTA ! ... el momento es AHORA

periodicoelsolacrata.wordpress.com/

Publicado en Antofagasta, región chilena

Periódico Anarquista: La Boina.

"Ved, hermano, he aquí una, de mecha crepitante, es de papel, tinta y dinamita cerebral. ¡Estalla!" Armando Triviño; 1919

El Medio De Lxs De Abajo

CORRESPONSAL OBRERX

Difusión Anarquista

Difusión cultural Anarquista

Veamos quién es raul racedo

Noticias de Carácter Alternativo

laprotesta.wordpress.com/

El anarquismo es la más alta expresión contra el desorden

ARCHIVO MIGUEL BAKUNIN

Recopilación de documentos de Bakunin en español.

Pergaminos Japoneses

- 翻訳や言語学の日記-

Federación Regional de Levante

Confederación Nacional del Trabajo - Asociación Internacional de Trabajadores

orden anarquista

Es un medio para la crítica social y la divulgación de la filosofia anarquista y hombres que han contribuido a la evolución social

Free Collective

Media activists - Street Art, Info, migration rights, anarchism, anti-fascism.. [Spanish, English and French]

Juventudes Libertarias de Málaga

Blog de las Juventudes Libertarias de Málaga

Spanish Revolution

La revolución será feminista o no será

El mundo de los locos

DESPIERTA ! ... el momento es AHORA

periodicoelsolacrata.wordpress.com/

Publicado en Antofagasta, región chilena

Periódico Anarquista: La Boina.

"Ved, hermano, he aquí una, de mecha crepitante, es de papel, tinta y dinamita cerebral. ¡Estalla!" Armando Triviño; 1919

El Medio De Lxs De Abajo

CORRESPONSAL OBRERX

Difusión Anarquista

Difusión cultural Anarquista

A %d blogueros les gusta esto: